Asilo y Refugio, dos conceptos que persiguen un mismo objetivo, aunque no son iguales, dado que cada uno exige diferentes requisitos e implica distintos niveles de protección.

Ambos conceptos persiguen un único fin: brindar protección a todas aquellas personas que lo necesitan. No obstante, desde este post de Extrangt, quiero explicarte detenidamente qué son y cuáles son las principales diferencias entre Asilo y Refugio.

Así que si deseas descubrir qué hay detrás de ambos términos, no puedes perderte este artículo. ¡Sigue leyendo!

¿Qué es asilo?

El Asilo es un derecho que se contempla en la Declaración de los Derechos Humanos, mediante el cual una persona busca protección fuera de su país de origen huyendo de problemas complejos que ponen en riesgo su vida como por ejemplo, un conflicto o una persecución. Las razones por las que surgen dichos conflictos pueden ser por motivos religiosos, raza, género, orientación sexual, grupo social, nacionalidad u opinión política entre otras.

El Asilo lo puede solicitar aquella persona que no pueda volver a su país por miedo a ser perseguida. Bajo dicha circunstancia, la persona debe solicitar asilo en el país en el cual se encuentra y no en su país de origen, ya que como bien he indicado antes, no puede regresar por temor.

También existe la posibilidad de que la persona sea sustraída de su país de origen mediante el Estado que le ofrece el asilo. En resumidas cuentas, el objetivo del Asilo es evitar a toda costa las acciones de represión del territorio donde origina el conflicto o la persecución y por supuesto, evitar la violencia colectiva contra su persona.

¿Qué significa Refugio?

El Refugio se refiere a la noción de una persona que ha solicitado el asilo y se le ha admitido.

No obstante, dicho concepto ha englobado las situaciones en los que se genera una huida masiva de personas debido a guerras o desastres naturales como por ejemplo, menores de edad en entornos violentos,  mujeres oprimidas y maltratadas, integrantes de grupos religiosos o étnicos entre otros.

El estatuto del refugiado está recogido en la Convención de Ginebra de 1951, suscrita por 142 Estados. Aquellos firmantes están obligados a garantizar la seguridad de los refugiados no devolviéndolos a sus países de origen y protegiendo sus derechos humanos.

Principales diferencias entre Asilo y Refugio

Existen varias diferencias entre Asilo y Refugio por lo que voy a ir explicando una a una detalladamente para que no quede ninguna duda al respecto sobre este tema. ¡Empezamos!

En primer lugar, todos los solicitantes de refugio deben ser solicitantes de Asilo, pero no todos los solicitantes de asilo son solicitantes de refugio como bien hemos explicado en la definición de refugio.

En segundo lugar, el Asilo es un amparo que le da un Estado a un extranjero que sufre o ha sufrido alguna vulneración de sus Derechos Humanos, mientras que el refugio es un programa social que se otorga a los solicitantes de asilo que estén indefensos.

Por otro lado, el Asilo se otorga generalmente a un individuo, el refugio tiene carácter humanitario y se le concede principalmente a un grupo.

Por último, es preciso referir que el Estado asilante no debe explicar las razones para brindar o negar el asilo, mientras que sí está obligado a justificar los motivos para rechazar refugiados.

En definitiva, conocer bien estos dos términos es muy importante. Si tienes alguna pregunta, no dudes en dejarla escrita en los comentarios. ¡Estaré encantada de contestarte y disipar tus dudas!

Y como siempre, no olvides seguirme en mis redes sociales y apoyar mi contenido si deseas que siga subiendo temas relacionados con Extranjería.

¡Hasta el próximo post!