Orden de Expulsión

Si quieres saber todo acerca de la orden de expulsión en España, te recomiendo que te quedes leyendo hasta el final de este artículo de Extrangt. En él te explicaré punto por punto los aspectos más relevantes de la orden de expulsión.

¿Qué es la orden de expulsión?

La orden de expulsión es una resolución judicial porque una persona extranjera debe salir obligatoriamente del territorio nacional español. Es importante no confundir con la expulsión por resolución administrativa.

¿Cuáles son las causas de la orden de expulsión?

Las causas de la orden de expulsión pueden ser debido a los siguientes cuatro supuestos:

  • Orden judicial.
  • Expulsión o devolución por resolución administrativa.
  • Falta de autorización para residir en España.
  • Cumplimiento del plazo en el caso de estar dentro de un programa de retorno voluntario.

Ejecución de la orden de expulsión

Cuando la orden de expulsión es dictada por el juez, ésta debe ser notificada a la persona extranjera, indicando de forma clara los recursos que pueden interponerse y el plazo disponible para llevarlo a cabo.

Asimismo, la policía tiene un plazo de un mes para ejecutarla y el extranjero debe cumplirla en el plazo de 72 horas.

Si dicha expulsión no puede ejecutarse dentro de las 72 horas establecidas, la autoridad judicial puede ordenar la internación del extranjero en un Centro de Internamiento para Extranjeros por el tiempo necesario para ejecutarla. Sin embargo, este plazo no puede ser mayor a 60 días o hasta que se contraste la imposibilidad de ejecutarla en dicho plazo.

Otras medidas cautelares para asegurar la ejecución de la orden de expulsión pueden ser las siguientes:

  • Obligación de presentarse periódicamente ante las autoridades competentes.
  • Fijación de residencia.
  • Retención del pasaporte o documento de identidad.
  • Detención cautelar durante 30 días.
  • Una medida que el juez crea conveniente.

La orden de expulsión implica los siguientes puntos:

  • Extinción de cualquier autorización para permanecer legalmente en España.
  • Archivo de cualquier procedimiento de autorización para residir o trabajar en España.
  • Prohibición de entrar al país por el plazo fijado en la orden de expulsión. Dicho plazo no puede ser más de 10 años.

¿Cómo es la salida de la orden de expulsión?

Las autoridades deben comprobar que la salida del territorio ha sido llevada a cabo y posteriormente, comunicar al órgano competente mediante:

–  Constancia de los servicios policiales de control fronterizo a través del formulario impreso correspondiente.

–  Concurrencia del expulsado al consulado o misión diplomática del país de origen o residencia con documentación en la que conste que su salida de España se realizó dentro del plazo establecido para el cumplimiento voluntario en la orden de expulsión.

¿Qué personas no pueden ser expulsadas?

Existen algunos casos por los cuales una persona extranjera no puede ser expulsada por orden de expulsión. Te los cuento a continuación:

  • Extranjeros nacidos en España que hayan residido legalmente en territorio español durante los últimos 5 años.
  • Residentes de larga duración.
  • Personas de origen español que hayan perdido la nacionalidad.
  • Beneficiarios de una prestación por incapacidad permanente que hayan quedado en esa situación como consecuencia de un accidente laboral o enfermedad profesional ocurridos en España.
  • Beneficiarios de pensión por desempleo.
  • Personas que reciben una prestación económica asistencial destinada a lograr su inserción o reinserción laboral.
  • Esta totalmente prohibido expulsar al cónyuge del extranjero sí se encuentra en alguna de estas situaciones, que haya residido legalmente en España durante más de 2 años. Tampoco a sus ascendientes ni hijos menores o que estén a su cargo.
  • Expulsión que quebrante el principio de no devolución.
  • Mujeres embarazadas cuando la expulsión suponga un riesgo para la gestación o la integridad física de la madre.
  • Personas enfermas en la medida que la expulsión represente un riesgo para su salud.

Todos las personas que se encuentren en estos casos, no pueden ser sancionadas con la expulsión, salvo que la infracción cometa ponga en peligro la seguridad nacional, puedan perjudicar severamente a las relaciones de España con otros países o se encuentren contempladas como muy graves en la Ley Orgánica 4/2015 de protección a la seguridad ciudadana.

Y hasta aquí el post de hoy. Espero que te haya gustado, pero sobre todo, que hayas entendido un poco mejor cómo funciona la orden de expulsión.

Si tienes alguna pregunta, no dudes en dejarla escrita en los comentarios.

¡Hasta pronto!