Entradas

Si quieres saber todo acerca de la orden de expulsión en España, te recomiendo que te quedes leyendo hasta el final de este artículo de Extrangt. En él te explicaré punto por punto los aspectos más relevantes de la orden de expulsión.

¿Qué es la orden de expulsión?

La orden de expulsión es una resolución judicial porque una persona extranjera debe salir obligatoriamente del territorio nacional español. Es importante no confundir con la expulsión por resolución administrativa.

¿Cuáles son las causas de la orden de expulsión?

Las causas de la orden de expulsión pueden ser debido a los siguientes cuatro supuestos:

  • Orden judicial.
  • Expulsión o devolución por resolución administrativa.
  • Falta de autorización para residir en España.
  • Cumplimiento del plazo en el caso de estar dentro de un programa de retorno voluntario.

Ejecución de la orden de expulsión

Cuando la orden de expulsión es dictada por el juez, ésta debe ser notificada a la persona extranjera, indicando de forma clara los recursos que pueden interponerse y el plazo disponible para llevarlo a cabo.

Asimismo, la policía tiene un plazo de un mes para ejecutarla y el extranjero debe cumplirla en el plazo de 72 horas.

Si dicha expulsión no puede ejecutarse dentro de las 72 horas establecidas, la autoridad judicial puede ordenar la internación del extranjero en un Centro de Internamiento para Extranjeros por el tiempo necesario para ejecutarla. Sin embargo, este plazo no puede ser mayor a 60 días o hasta que se contraste la imposibilidad de ejecutarla en dicho plazo.

Otras medidas cautelares para asegurar la ejecución de la orden de expulsión pueden ser las siguientes:

  • Obligación de presentarse periódicamente ante las autoridades competentes.
  • Fijación de residencia.
  • Retención del pasaporte o documento de identidad.
  • Detención cautelar durante 30 días.
  • Una medida que el juez crea conveniente.

La orden de expulsión implica los siguientes puntos:

  • Extinción de cualquier autorización para permanecer legalmente en España.
  • Archivo de cualquier procedimiento de autorización para residir o trabajar en España.
  • Prohibición de entrar al país por el plazo fijado en la orden de expulsión. Dicho plazo no puede ser más de 10 años.

¿Cómo es la salida de la orden de expulsión?

Las autoridades deben comprobar que la salida del territorio ha sido llevada a cabo y posteriormente, comunicar al órgano competente mediante:

–  Constancia de los servicios policiales de control fronterizo a través del formulario impreso correspondiente.

–  Concurrencia del expulsado al consulado o misión diplomática del país de origen o residencia con documentación en la que conste que su salida de España se realizó dentro del plazo establecido para el cumplimiento voluntario en la orden de expulsión.

¿Qué personas no pueden ser expulsadas?

Existen algunos casos por los cuales una persona extranjera no puede ser expulsada por orden de expulsión. Te los cuento a continuación:

  • Extranjeros nacidos en España que hayan residido legalmente en territorio español durante los últimos 5 años.
  • Residentes de larga duración.
  • Personas de origen español que hayan perdido la nacionalidad.
  • Beneficiarios de una prestación por incapacidad permanente que hayan quedado en esa situación como consecuencia de un accidente laboral o enfermedad profesional ocurridos en España.
  • Beneficiarios de pensión por desempleo.
  • Personas que reciben una prestación económica asistencial destinada a lograr su inserción o reinserción laboral.
  • Esta totalmente prohibido expulsar al cónyuge del extranjero sí se encuentra en alguna de estas situaciones, que haya residido legalmente en España durante más de 2 años. Tampoco a sus ascendientes ni hijos menores o que estén a su cargo.
  • Expulsión que quebrante el principio de no devolución.
  • Mujeres embarazadas cuando la expulsión suponga un riesgo para la gestación o la integridad física de la madre.
  • Personas enfermas en la medida que la expulsión represente un riesgo para su salud.

Todos las personas que se encuentren en estos casos, no pueden ser sancionadas con la expulsión, salvo que la infracción cometa ponga en peligro la seguridad nacional, puedan perjudicar severamente a las relaciones de España con otros países o se encuentren contempladas como muy graves en la Ley Orgánica 4/2015 de protección a la seguridad ciudadana.

Y hasta aquí el post de hoy. Espero que te haya gustado, pero sobre todo, que hayas entendido un poco mejor cómo funciona la orden de expulsión.

Si tienes alguna pregunta, no dudes en dejarla escrita en los comentarios.

¡Hasta pronto!

¿Quieres saber cómo obtener la nacionalidad española?¡Estás en el lugar adecuado!

La nacionalidad es el vínculo que existe entre un ciudadano y el territorio en el que ha nacido o reside. Cada país fija unos criterios para adquirir la nacionalidad, aunque es posible cambiar de nacionalidad o de simultanear distintas nacionalidades.

No obstante, en este post de Extrangt, voy a contarte todo acerca de la nacionalidad española, cómo es posible obtenerla y cuáles son sus ventajas. ¡Empezamos!

¿Qué es la nacionalidad española y cómo se obtiene?

La nacionalidad española es un derecho que se puede conseguir para poder vivir indefinidamente en España. A su vez, dicho derecho otorga ciertos beneficios, como por ejemplo, el derecho al voto o a la libre circulación y trabajo dentro de la UE.

La manera más común de obtener la nacionalidad española es por derecho de nacimiento, es decir, toda persona que nazca en territorio español, obtiene dicho derecho, siempre teniendo en cuenta las circunstancias personales, dado que pueden existir excepciones.

No obstante, el Código Civil acepta otros procedimientos que pueden permitirte, como persona extranjera, conseguir el pasaporte español. Por ejemplo, como norma general, aquellos extranjeros que han vivido en España durante 10 años pueden obtener la nacionalidad, en este caso, por residencia. Aún así, existen otras vías.

A continuación voy a explicarte brevemente cada una de ellas:

– Nacionalidad por residencia: esta forma de adquisición de la nacionalidad exige la residencia de la persona en España durante diez años de forma legal, continuada e inmediatamente anterior a la petición.

– Nacionalidad por carta de naturaleza: esta modalidad tiene carácter graciable y no se sujeta a las normas generales de procedimiento administrativo. Será otorgada, o no, discrecionalmente por el Gobierno mediante Real Decreto, tras valorar la concurrencia de circunstancias excepcionales.

– Nacionalidad para españoles de origen: aplicable a todas aquellas personas que son españoles de origen.

  • Los nacidos de padre o madre española
  • Los nacidos en España cuando sean hijos de padres extranjeros si, al menos uno de los padres, ha nacido en España

– Nacionalidad por posesión de estado: una persona tendrá derecho a la nacionalidad española mientras que haya poseído y utilizado esta nacionalidad durante diez años, de forma continuada, de buena fe (sin que tenga conocimiento de la situación real, es decir, de que no es español en realidad), en base a un título inscrito en el Registro Civil.

– Nacionalidad por opción: la legislación española ofrece un beneficio a aquellos extranjeros que se encuentran en determinadas condiciones, para que adquieran la nacionalidad española. Tendrán derecho a adquirir la nacionalidad española por esta vía:

  • Personas que estén o hayan estado sujetos a la patria potestad de un español.
  • Aquellas personas cuyo padre o madre hubiera sido español y hubiera nacido en España.

Ventajas de obtener la nacionalidad española

Si alguna vez te has hecho la pregunta de si merece la pena iniciar el trámite para obtener la nacionalidad española, te diré que la respuesta es un sí rotundo.

Las ventajas de obtener la nacionalidad española son muchísimas. No obstante, a continuación voy a enumerarte las que considero que son más importantes:

  1. Derecho a votar y ser elegido
  2. No hay que renovar nunca más el permiso de residencia
  3. Los hijos menores de edad obtendrán la nacionalidad española
  4. Se otorgará el derecho a vivir y trabajar tanto en España, como en cualquier país de la Unión Europea
  5. Es posible viajar por toda la Unión Europea únicamente con el DNI
  6. Posibilidad de salir y entrar a España
  7. El pasaporte español es uno de los más poderosos del mundo a la hora de viajar a otro país

Como has podido darte cuenta a lo largo de este artículo, los beneficios son muchos y si es tu intención residir de forma permanente en España, lo mejor es que solicites la nacionalidad.

Contratar Abogada de Extranjería

Si eres extranjero y deseas adquirir la nacionalidad española de forma fácil y segura, necesitas los servicios de un/a abogad@ experto en Extranjería y yo estoy aquí para ayudarte a regularizar tu situación lo antes posible.

Puedes ponerte en contacto conmigo para concretar una cita a través de mi página web en el apartado «Contacto abogada», por teléfono al +34 627 647 382 o mediante el siguiente correo electrónico: gema@extrangt.com

Si te ha gustado este post, te invito a que sigas mis redes sociales (Facebook e Instagram) y no te pierdas mis publicaciones y stories.

¡Hasta el próximo post! 😉

Pareja de hecho y matrimonio, dos Instituciones jurídicas muy parecidas, pero no iguales. Muchos de mis clientes se preguntan cuál es la mejor opción, pero todo depende de cada situación. Por ello, en este Post voy a explicarte detenidamente qué significan ambos conceptos y cuáles son sus diferencias y similitudes. ¡Comenzamos!

¿Qué significan estos dos conceptos?

En primer lugar, vamos a definir ambos conceptos (pareja de hecho y matrimonio) para arrojar luz sobre el tema en cuestión y abordar este con las ideas bien definidas y desarrolladas.

Por un lado, el matrimonio es la unión entre dos personas de igual o distinto sexo, celebrada en la forma prevista en la ley. Este puede ser de dos formas: matrimonio civil o matrimonio religioso. El matrimonio cambia el estado civil de una persona y se inscribe en un Registro Civil. Para disolverlo, es necesario el Divorcio.

Por otro lado, la pareja de hecho se basa en la convivencia pública y estable entre dos personas de distinto o igual sexo, con intereses generales en crear y desarrollar una vida familiar, pero sin haber contraído matrimonio. La pareja de hecho se inscribe en un Registro Administrativo, no altera el estado civil de una persona y para disolverlo basta con acudir a dicho Registro y solicitar la baja.

Pareja de hecho y matrimonio: diferencias y similitudes

No obstante, ambas figuras no son iguales y aunque tengan algunas similitudes, también presentan diferencias tanto en el ámbito de la Extranjería como en otros aspectos jurídicos. A continuación te las explicamos.

Extranjería

Tanto el matrimonio como la pareja de hecho, son dos vías para acreditar la existencia y consolidación entre un ciudadano de la Unión Europea y un ciudadano extranjero que le permiten a este último solicitar una tarjeta comunitaria.

La tarjeta comunitaria es un permiso de residencia que pueden pedir aquellos familiares de una persona con nacionalidad española o de otro estado miembro de la Unión Europea siempre y cuando los mencionados familiares no tengan la nacionalidad de ninguno de los Estados que acabamos de mencionar, y que su principal razón sea desear reunirse con la persona comunitaria y vayan a residir en España de forma conjunta durante un periodo de al menos tres meses. Por lo tanto, los medios ofrecen el acceso a obtener un permiso de residencia y por consiguiente, trabajo en España.

Bien es cierto que, si la tarjeta comunitaria se consigue mediante el matrimonio, la persona extranjera puede solicitar la nacionalidad española tras un año residiendo de forma legal en España. En cambio, si se obtiene a través de la pareja de hecho, la persona extranjera debe esperar el tiempo que se establece en el reglamento general sin posibilidad de una reducción para poder optar por la nacionalidad española. Para personas de países latinoamericanos, Portugal, Guinea Ecuatorial y Filipinas son dos años, para el resto de países, son ni más ni menos que 10.

Régimen Económico

El régimen económico es una de las principales diferencias entre matrimonio y pareja de hecho puesto que a esta última no se le aplica por defecto el régimen de gananciales, ni de separación de bienes. En cambio en el matrimonio, la pareja puede determinarlo en un convenio como desean llevar a cabo sus relaciones económicas.

Impuesto sobre la Renta

A menudo, muchas parejas de hecho se plantean si pueden o no presentar la declaración del impuesto de forma conjunta y la respuesta es no, ya que no constituyen unidad familiar. En cambio, el matrimonio judicialmente si forman la unidad familiar y por lo tanto, pueden presentar declaración conjunta.

Relación Paterno Filiales

Las consecuencias de la ruptura de una pareja con hijos o hijas comunes son las mismas en el matrimonio y en las parejas de hecho. El motivo es que nuestra legislación reconoce la igualdad de derechos de los hijos e hijas nacidos dentro y fuera del matrimonio.

Pensión Compensatoria

Si tras una separación o divorcio, existe un desequilibrio económico importante, en el caso de haber contraído matrimonio bajo el régimen de gananciales, existirá una pensión compensatoria. En cambio, si una pareja se ha registrado como pareja de hecho, por norma general, no obtendrá esta pensión.

Pensión de Viudedad

Si dos cónyuges han contraído matrimonio, la pensión de viudedad existe desde el momento en el cual fallece uno de los dos miembros. En cambio, en la pareja de hecho es necesario demostrar que ambos cónyuges llevan dos años inscritos en el registro civil y que al menos han convivido cinco años juntos.

 

En definitiva, cada pareja es un mundo y cada una de ellas puede estar más interesada en una opción u otra. No obstante, si necesitas una abogada de extranjería, no dudes en contactar conmigo. Estaré encantada de ayudaros tanto a ti como a tu pareja.

¡Si te ha gustado este post sobre pareja de hecho y matrimonio, compártelo en tus redes sociales!